Danza Macabra: El Santo Grial

Mire, usted. Gracias a mi amiga Graciela Arroyo, hoy conseguí el Santo Grial de Stephen King: Danza Macabra, publicado por Editorial Valdemar.
¿Que El Talismán que Rabia? ¡Pamplinas! Danza Macabra es la mejor prosa del Rey. Es, sin alabar al autor, un ensayo sincero que trata del amor que siente King por el género de horror.
PD: Para celebrar, una copa con Boing de uva. Salud.

DSC04489.JPG

Los Nuevos Maestros del Horror y del Terror

Revisando mis apuntes viejos encontré este programa sobre un curso llamado Los Nuevos Maestros del Horror y Terror, el cual se impartió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM hace un par de años.

Por desgracia, no lo tomé en su momento. Sin embargo, la bibliografía y filmografía que reunió Oscar Martínez Agíss me pareció una verdadera joya digna de estudiar con detalle y, sobre todo, compartir.

El curso se divide en cuatro módulos en donde el autor propone libros y películas pertenecientes a la segunda mitad del siglo pasado hasta nuestros tiempos. Desde Robert Bloch hasta José Luis Zárate, un escritor mexicano que deberían conocer todos los amantes de la literatura de géneros, todos los libros y películas versan sobre demonios, fantasmas, asesinos seriales y un sin de monstruos.

 

  1. Regresa la oscuridad

  • Bloch, Robert. “Suyo afectísimo, Jack «el Destripador»”, en El Gran Libro del Terror, México: Editorial Roca, 1990, pp. 137-149.
  • Campbell, Ramsey. “La camada”, en Segundo Gran Libro del Terror, México: Editorial Roca, 1991, pp. 215-227.
  • King, Stephen. El misterio de Salem’s Lot, Barcelona: Plaza y Janes Editores, 1997.
  • —. “Popsy”, en Pesadillas y alucinaciones, Barcelona: Editorial DeBolsillo, 2006, pp. 94-102.
  • —. Cell, Barcelona: Editorial DeBolsillo, 2014.
  • Martin, George R.R. Sueño del Fevre, Barcelona: Random House Mondadori, 2011.

Filmografía

  • Romero, George A., Night of the living dead, 1968.
  • Cronenberg, David, Shivers, 1974.
  • Polanski, Roman, The tenant, 1976.
  • Carpenter, John, Halloween, 1978

 

  1. Retando los límites

  • Barker, Clive. Libros Sangrientos 1, Barcelona: Editorial Planeta, 1986.
  • —. Hellraiser, Madrid: La Factoría de Ideas, 2005.
  • Lansdale, Joe R. y Dan Lowry. “Pilotos”, en Acosados, Barcelona: Robin Book, 1991.
  • Laymon, Richard. Apagadas están las luces, México: Editorial Roca, 1995.
  • Simmons, Dan. “Afeitado y corte de pelo, dos mordiscos”, en El festín de las máscaras, México: Editorial Roca, 1992.
  • Skipp, John y Craig Spector. La luz al final del túnel, México: Editorial Roca, 1992.

Filmografía

  • Raimi, Sam, Evil Dead, 1980.
  • Cronenberg, David, Videodrome, 1983.
  • Harmon, Robert, The hitcher, 1986.
  • Barker, Clive, Hellraiser, 1987.

 

III. El fin del milenio

  • Hamilton, Laurell. Placeres prohibidos, Barcelona: Gigamesh, 2006.
  • Lukyanenko, Seguei. Guardianes del crepúsculo, Barcelona: Editorial DeBolsillo, 2010.
  • Masterton, Graham. “Will”, en El Legado de Lovecraft, México: Editorial Roca, 1992, pp. 63-78.
  • Newman, Kim. El Sanguinario Barón Rojo, Barcelona: Timun Mas1997.
  • Suzuki, Koji. The ring, Barcelona: Random House Mondadori, 2004.
  • Wilson, Gahan. H.P.L., en El Legado de Lovecraft, México: Editorial Roca, 1992, pp. 213-249.
  • Zárate, José Luis. La ruta del hielo y la sal, México: Grupo Editorial Vid, 1998.

Filmografía

  • Ross, Bernard, Candyman, 1992.
  • Widen, Gregory, The prophecy / God’s army, 1995.
  • Nakata, Hideo. Ringu, 1998.
  • Bird, Antonia, Ravenous, 1999.

 

  1. La nueva sangre

  • Acosta, Andrés. Olfato, México: Ediciones SM, 2009.
  • Brooks, Max. La marcha zombie, Barcelona: DeBolsillo, 2012.
  • Hill, Joe. Fantasmas, Madrid: Punto de Lectura, 2006.
  • —. El traje del muerto, Madrid: Punto de Lectura, 2008.
  • Keene, Brian. El alzamiento, Palma de Mallorca: Dolmen Books, 2010.
  • Lindqvist, John Ajvide. Déjame entrar, Barcelona: Espasa, 2010.
  • —. Descansa en paz, Barcelona: Espasa, 2010.
  • López Aroca, Alberto. “La mercancía”, en Aquelarre, Madrid: Editorial Salto de Página, 2010, pp. 333-344.
  • Moody, David. Septiembre zombie, Barcelona: Editorial Minotauro, 2010.
  • Palma, Félix J. “Los arácnidos”, en Aquelarre, Madrid: Editorial Salto de Página, 2010, pp. 137-161.
  • Sisí, Carlos. “La regla número siete”, en Para mí tu carne, Madrid: Editorial 23 Escalones, 2011.
  • —. Los caminantes, Barcelona: Editorial Minotauro, 2014.
  • Wellington, David. Bala de plata, Barcelona: Editorial Minotauro, 2010.

Filmografía

  • Aja, Alexandre, Haute tension, 2003.
  • Zombie, Rob, House of the 1000 corpses, 2003.
  • Slade, David, 30 days of night, 2007.
  • Alfredson, Thomas, Låt den rätte komma in, 2008.
  • Wan, James, Insidious, 2010.

 

 

 

¿Sucesos Paranormales?

13932818_10210261266233471_6143178058341209924_n

No cabe duda de que en el departamento ocurren fenómenos paranormales. Les cuento. Esta semana nuestro negocio arrojó una ganancia de 3,721 pesos. Ayer los guardamos en el lugar donde sólo mi eposa y yo sabemos (no es la primera vez que desaparece dinero) y hoy en la mañana descubrimos que sólo habían mil, 295 pesos.
¿Alguien conoce un buen exorcista o un detective de primera?

PD: Al parecer, el nivel de maldad de nuestra criatura fantástica va incrementado. Al principio le gustaban los billetes de 50 pesos, luego los de cien y ahora los de 500. D:
PD2: El único consuelo que nos queda es que ese fantasma o duende nunca saldrá de su mediocridad y necesitará del dinero y esfuerzo de otros para seguir viviendo.

PD3: Esta semana no habrá cómics ni libros.

Colofón. Como reza el dicho: Las penas con música son buenas.  Así que para despejar la bilis aquí les comparto este dico  de Genesis: Nursery Cryme (1971).

 

Seis cuentos para entender el género de Ciencia Ficción, según el Máster Ricardo Bernal

14900495_10211116791261062_337542540460506651_n

Llegamos al módulo de ciencia ficción en el Laboratorio de Cuento Fantástico, impartido por el Máster Ricardo Bernal, y revisamos seis cuentos imprescindibles para entender el género. Dentro de los autores que analizamos se encuentran: John Varley, Voltaire, Brown, Heinlein, entre otros.  Les confieso que sólo había leído un par ya que la mayoría de los cuentos no los tengo en físico y la lectura digital aún me cuesta mucho trabajo.

En fin, les comparto la lista completa de cuentos con su respectiva liga para que los descarguen y se los fumen.

  1. Micromegas (1752), de Voltaire. Algunos consideran −y yo me incluyo− este cuento como un precursor de la Ciencia Ficción debido a los temas que presenta: habitantes de otros planetas y viajes por el espacio. Si bien, la intención del autor era dotar al cuento de un aura filosófica, es indudable que Voltaire sentó las bases del género al utilizar los recursos científicos de su época para contarnos esta historia de dos gigantes que vienen de visita a nuestro planeta.

http://www.biblioteca.org.ar/libros/157902.pdf

  1. Una odisea marciana (1934), de Stanley Weinbaum. No cabe duda que la imaginación de Weinbaum no tiene límites. Este cuento, en mi opinión, es la fase seria y formal de la llamada odisea espacial que creó Edgar Rice Burroughs. A pesar de que aún nos encontramos con un cuento de espadas y brujería ambientado en Marte, las bases científicas y la atmósfera que usa Weinbaum ya pertenecen a un género sólido y único. Como plus, las criaturas marcianas que describe el autor son toda una locura a la imaginación.

http://www.alconet.com.ar/varios/libros/e-book_u/Una_odisea_marciana.pdf

  1. Ven y enloquece (1949), de Fredrick Brown. Este autor posee un lugar especial dentro de mi lista de mejores escritores y hablar de él sería explayarme más de lo necesario. Sólo diré que Brown es un escritor que, al igual que Dick y Silverberg, utiliza los elementos de los géneros para contar historias con un trasfondo totalmente filosófico. Ven y enloquece es un cuento que, como dice su título, te hará enloquecer. Imperdible si te gusta la Ciencia Ficción.

http://biblioteca.salamandra.edu.co/libros/Brown,%20Fredric%20-%20Ven%20y%20Enloquece.pdf

  1. Todos ustedes, zombies (1959), de Robert Heinlein. No sé cómo pude pasar tanto tiempo de mi vida sin haber leído este cuento. Por medio de una prosa elegante, Heinlein nos presenta una historia de viajes en el tiempo, literalmente, redonda. Cada bucle y  paradoja, propios de este tipo de historias de Ciencia Ficción, están tan bien construidos que, al final, la trama del cuento te volará la cabeza.  Un claro ejemplo que ilustra la pregunta del millón: ¿Quién fue primero el huevo o la gallina? ¡Un cuento imprescindible!

http://www.lashistorias.com.mx/index.php/archivo/todos-ustedes-zombis/

  1. El centinela (1951), de Arthur C. Clarke. Este cuento ya pertenece a la llamada Ciencia Ficción dura, pues utiliza elementos científicos sólidos para contarnos una historia de ficción que, en largo plazo, puede volverse realidad. Publicado en 1951, C. Clarke predijo la primera exploración, por así decirlo, a la Luna.  Sin embargo, la historia principal va más allá de la exploración. A contrario de las novelas de C. Clarke, este cuento es muy digerible y, sobre todo, muy entretenido y a la vez aterrador. Como colofón, esta historia fue el germen del guion 2001: Una odisea espacial. Ya sabrán ustedes si se la pierden o no.

http://www.lashistorias.com.mx/index.php/archivo/el-centinela/

  1. En el salón de los reyes marcianos, de John Varley. Este cuento y su autor fueron el gran descubrimiento del mes. Al punto que ahora me veré en la necesidad de conseguir todos sus libros. En fin, si les gustó El Marciano, de Andy Weir, deben leer este cuento de sobrevivencia espacial.

http://www.sicapacitacion.com/lib/Varley,%20John%20-%20En%20el%20salon%20de%20los%20reyes%20marcianos.pdf

Si bien en la lista no figuran nombres como Isaac Asimov o Philip K. Dick, ésta se complementa con las dos antologías que publicó Ricardo Bernal en Alfaguara. En conjunto, todos los cuentos seleccionados por el Máster nos dan un amplio panorama para comprender y amar el género de Ciencia Ficción.

Retos de lectura

Nunca he llevado un control de mis lecturas. Sólo tomo un libro de mis estanterías y lo comienzo. Si me atrapa lo termino y lo regreso a la biblioteca. Si no, lo dejo en la pila de libros por vender y con el dinero compro más libros.

Y aquí, tal vez, se preguntarán: ¿Cómo llegan los libros a mi biblioteca? Fácil. Por recomendación, en algunos casos,  por mero completismo (sic) o porque cuando los vi en las librerías o en los grupos de ventas de FB me llamaron la atención. En conclusión, la lectura, en mi caso, se vuelve una especie de filtro y límite de cuántos libros caben en la biblioteca y en mi casa.

Este año decidí llevar un control de mis lecturas. Salir de mi área de confort y llevar una metodología en mis lecturas gozosas. Así que dividí mi plan en dos partes.

La primera será el esquema que seguiré, el cual, confieso, robé de los booktubers y adaptaré a mis propias necesidades y gustos, los géneros de horror, ciencia ficción, fantasía y policiaco:

 

Enero: Libros que hace mucho tiempo tenía ganas de leer.

Febrero: Libros de un autor de mi país.

Marzo: Libros escritos por mujeres.

Abril: Libros ganadores del Premio Cervantes de Literatura.

Mayo: Libros de ensayos o epistolares.

Junio: Libros que se hayan adaptado al cine.

Julio: Libros cuyos protagonistas sean un adolescente.

Agosto: Novelas gráfica.

Septiembre: Best Sellers o clásicos.

Octubre: Libros de terror.

Noviembre: Obras de teatro.

Diciembre: Libros de poesía.

La segunda parte, consiste en llevar un reporte de los libros que lea. Aquí la tarea no será sencilla ya que debo atender las lecturas de la carrera de filosofía, mi  trabajo y el hogar. Sin embargo, este reto le dará mayor disciplina a mi vida. O al menos eso quiero creer.

***

Así que, siendo el mes de enero y para empezar el reto, decidí leer Las enseñanzas de Don Juan, de Carlos Castaneda. Un libro al que, desde hace mucho tiempo, le he traído ganas y que ahora se presta  para comenzar bien el año. Me gustaría leer la saga completa de Don Juan, Una realidad aparte, Viaje a Ixtlan y Relatos de Poder, pero se atraviesa otro semestre de Filosofía y esta vez me toca Kant, Estética y Teoría del conocimiento… En fin, ya veré la forma de adaptarme.

dsc03754

Un suceso extraño

sonhar-con-fantasmas

Les contaré algo que me sucedió hoy en el metro de la Ciudad de México. Si fue un fenómeno paranormal o no, lo dejó en duda. En fin, iba yo rumbo a  Chabacano en línea 2 cuando el metro se paró a mitad del túnel; justo entre Zócalo y Pino Suárez.

Después de tardar varios minutos ahí varado y ya cansado de leer, vi, por inercia, mi reflejo en la ventana del metro. Frente de mí vi una silueta con el cabello muy alborotado. Sin más, pensé que era mi propio cabello, así que decidí arreglármelo.

Cuando traté de peinarme noté algo extraño: No se reflejaba ni mi mano ni mi brazo ni tampoco ninguno de mis movimientos… Pensé, de inmediato, que el reflejo no era mío, sino de la persona que se encontraba a mi lado…

El asunto me dio gracia. Así que volteé a mi lado para corroborar que justamente no era mi reflejo… pero vaya sorpresa. La persona que estaba a mi lado era un señor calvo y a su lado estaba otro señor y a su lado de éste un niño. ¿Frente de mí? Una viejita con el cabello corto y a su lado un asiento vacío y a lado del asiento un señor gordo durmiendo…

Con miedo y muy lentamente regresé la mirada a la ventana y ¡vaya!, de nuevo vi la silueta. Seguía ahí quieta y tranquila. Si era mujer u hombre, no me percaté. No se le veía la cara o al menos yo no la vi. Todo en ella era oscuridad y calma… Me asusté y mucho, y justo cuando le iba a preguntar a mi vecino de asiento sobre el suceso, el metro avanzó…

¿Efecto de óptica o suceso paranormal? No sé. Lo que sí sé es que el Metro guarda horrores… horrores profundos que quizá jamás podamos descubrir.

¡Buen inicio de año!

Comenzamos bien el año. En la primera semana del 2017 terminé de leer dos libros  de cuentos y una novela gráfica. Vi la primera y segunda temporada de Lovestick, serie cómica romántica inglesa producida por Netflix, y llevo la mitad de capítulos de Merli, una joyita catalana que me atrapó desde los primeros minutos debido a su trama y como ésta juega con la filosofía. En cuestión de cine, la verdad, no he visto ni una película, sin embargo, ya tengo la selección de películas para el maratón de fin de semana.

En fin, regresando al tema, hoy quiero hablarles de los tres libros que leí.

  1. El libro de la imaginación, de Edmundo Valadés. Libro fundamental para los que pretendemos escribir y para los que amamos la literatura fantástica. En conclusión, el libro perfecto para mí. En esta antología, Valadés reúne minificciones y extractos de novelas y cuentos, que se leen como microcuentos, de todo el mundo. Desde mitos hindúes, chinos o griegos hasta minificciones del propio autor y de otros escritores como Julio Cortázar o García Márquez. Un libro que se lee de una sentada y que cada texto es un deleite fugaz que uno puede leer y releer sin hartarse. Después de terminar este libro me dieron ganas de conseguir todas las revistas El Cuento. Quizá sea mi meta primordial de este año.dsc03685
  2. El País de Octubre, de Ray Bradbury. Este libro reúne los primeros cuentos que escribió Bradbury y que publicó bajo el nombre Dark Carnival para la mítica editorial Arkham House. En total son 19 cuentos en donde el horror y el suspenso se fusionan en una tuene línea entre el costumbrismo y lo fantástico. Seres de otras dimensiones, maridos hartos de sus esposas, fantasmas del pasado, asesinos enanos o vampiros inadaptados son algunos de los personajes que desfilan en este carnaval oscuro y que, gracias a la poética de Bradbury, se vuelven entrañables. Sin duda, Ray Bradbury es mi cuentista preferido y este libro ocupa, desde ahora, un lugar especial en mi bagaje de lecturas.dsc03684
  3. Superman: The Man of Steel, de John Byrne. La década de los 80’s representó el segundo auge para el cómic de súper héroes americano. Después de varios años de estancamiento creativo y costumbrismo moral, que tanto daño le hace a la ficción, llegaron plumas valiosas para el medio. Siendo Alan Moore y Frank Miller los máximos representantes, el trabajo que hizo John Byrne es más que comparable al de sus colegas. En The Man of Steel, Byrne recreó el mito de Superman dándole el toque humano que tanto le faltaba al súper héroe más poderoso de la tierra. Superman o Clark siente: se enamora, tiene celos y también miedo. No es el ser todo poderoso. Es más humano que acero; de ahí, supongo, el título. En seis números, Byrne reescribió el origen de Superman respetando la atmósfera fantástica del pulp y dotándolo de un trasfondo político y moral. Y todo en viñetas en donde la acción queda en un segundo término para darle paso al guion y, sobre todo, al argumento. Obra imprescindible para los amantes del cómic.dsc03682

 

¡Buenas lecturas!

¡Feliz Año Nuevo!

anillos

No sé si 2016 fue mi gran año. Lo que sí sé es que sucedieron dos cosas que, sin duda, hicieron grande mi vida. Primero, mi negocio incrementó de manera satisfactoria, al menos para mí. Claro, todo se debió al trabajo y la consistencia que, para serles sinceros, resultó muy pesado. Sin embargo, valió la pena cada hora de desvelo, cada peso invertido y cada bilis derramada por clientes o proveedores. Segundo, y más importante, después de seis años de vivir en unión libre me casé con el amor de mi vida.

Por otra parte, 2016 no resultó un buen año para mi vida académica. Aún no me título de mi carrera de Ciencias de la Comunicación –es más ni he empezado la tesis– y reprobé un semestre en filosofía; por invertir el tiempo en el negocio y en cada preparativo de la boda. En cuestión de lo espiritual y lo físico no puedo quejarme. A pesar del trabajo y el estudio trato de darme tiempo para mis lecturas gozosas y para ver películas y series; la educación está primero. Sin lectura y sin cine mi vida se viene abajo. ¿Ejercicio, comer sano, fumar y beber menos? Bueno, ahí la llevamos…

Podría seguir contándoles lo bueno y lo malo que me ocurrió este año. O peor aún, hacerles las listas de mis mejores lecturas, películas o series. O ya para rematar el límite de lo pretencioso y lo aburrido, escribir y remarcar mis “propósitos” para este 2017. Uhm… ¿Saben? Cuando uno llega a los 27 años –sí, este año cumplo 27–, esto de los propósitos se torna más serio.

En fin, mi único propósito para este año, que pinta de la chingada al menos aquí en México, será cumplir en mayor medida las metas que me establezca. No sé si este año me titule pero trabajaré en ello. Quizá no publique mi primer libro, pero seguiré con la racha de escribir una página al día ya sea de un cuento, un ensayo o una entrada para este blog. Sacar un promedio de diez este semestre en filosofía suena complicado, pero con esmero podré acreditar las materias que reprobé el año pasado. Sé que no dejaré de comprar libros, cómics, mangas y películas, pero limitaré mi dinero en las lecturas y películas esenciales; debemos terminar de pagar la casa y remodelarla. Eso sí, y esto es inapelable, en el negocio, en el matrimonio y en mi educación, la disciplina, el orden y el trabajo deben superarse.

¿Metas, propósitos o palabras de un año más? Sí. ¿Y les cuento algo? Escribirlos y pensar que en pocos días cumpliré 27 años me alienta a continuar los días con una sonrisa y un objetivo siempre presente. ¡Feliz Año Nuevo!

Tres películas del 2016 que tenía pendientes

Antes de terminar el año decidí ver tres películas de horror que se estrenaron este 2016 y que por una u otra razón no pude ver en su momento. Dos pertenecen formalmente al género y la otra es un drama que posee tintes de terror por la atmósfera y el argumento. Así que sin más preámbulos vayamos a las películas:

 

  1. Don’t Breathe (2016). Segundo y primer largometraje original del director uruguayo Federico Álvarez. Con una premisa sencilla de ocupación de casa, un gran manejo en dirección de cámara y un argumento sólido con giros bien construidos, Álvarez sale del horror sobrenatural y da una vuelta de tuerca al horror real.  No respires, como se llamó en México, posee dos razones por las cuales, desde mi punto de vista, la vuelven indispensable dentro del género: 1) Los planos secuencia del filme, que son toda una cátedra de como explotar el suspenso; y 2) el personaje y la actuación de Stephen Lang, amas y odias al exmarino ciego hijo de puta.
  2. Lights Out (2016). Hace algunos años, David F. Sandberg nos sorprendió con un cortometraje ingenioso y verdaderamente aterrador. Nos recordó que la oscuridad es uno de los miedos más primitivos que poseemos. Por desgracia, creyó que tomar la premisa del cortometraje y hacerlo filme era buena idea. Lo cual, al menos para mí, resultó desastroso por dos motivos: 1) Un guion demasiado flojo y predecible; y 2) por el abuso de los screamer y otros recursos tan básicos para asustar al espectador. Eso sí, el diseño de la criatura es genial. Me recordó a las criaturas de los cuentos de M. R. James. En conclusión, esta película es un claro ejemplo de cómo echar a perder una buena historia y de paso ganar unos cuantos dólares…
  3. 7:19, la hora del temblor (2016). Esta película no pertenece al género de horror, pero el argumento y la atmósfera que crean Jorge Michel Grau, en la dirección, y Alberto Chimal, en el guion, la vuelven más aterradora que cualquier otra película de horror estrenada este año. Si bien, al menos para mí, la película como un todo no aporta mucho al cine, las actuaciones de Héctor Bonilla y Demián Bichir son magistrales. Nos transmiten la claustrofobia, la impotencia y el miedo que estos personajes viven en medio de los escombros y la oscuridad. 7:19 nos enseña que la naturaleza y la cotidianidad son elementos que pueden traernos horrores que no somos capaces de imaginar.7_19_la_hora_del_temblor_poster_mexico

 

Espero que este 2017 nos traiga mejores películas tanto de horror como de cualquier otro género. ¡Bonitas fiestas!